Tratamientos

¿Cómo es el proceso de depilación médica láser?

1. Estudio-Valoración e información al paciente

Durante su primera visita, el paciente recibe una valoración por parte de una de nuestras enfermeras expertas en depilación médica láser. Esta valoración incluye la realización de una historia clínica con exploración física para determinar las características del pelo, de la piel y de la zona a tratar. El objetivo de todo esto es poder elegir el láser y el tratamiento más adecuados, además de descartar posibles efectos secundarios o contraindicaciones, por otra parte bastante escasas.

En esta primera visita también se le explica al paciente su necesaria colaboración para la optimización de los resultados clínicos.

En la consulta informativa, la enfermera facilita al paciente toda la información que precisa, incluyendo las expectativas de resultado en función de tipo de pelo y piel, sexo y localización anatómica. Asimismo, se le informa del número de sesiones aproximado que puede precisar y de la cronología específica que caracterizará su resultado.

Por último, el paciente firmará un consentimiento informado y la LOPD.

2. Recomendaciones para el paciente

Antes de iniciar el tratamiento de depilación láser el paciente recibirá una serie de recomendaciones con respecto al sol, rayos UVA, depilación de la zona entre las sesiones, cremas fotoprotectoras, deportes, saunas y piscinas, etc.

Todos los detalles al respecto son explicados al paciente y además se le entregan por escrito, con el fin de que pueda consultarlos en el caso de que se le plantee alguna duda tras la consulta informativa.

3. Sesión de depilación médica láser

El proceso se inicia con la limpieza y el rasurado de la zona a tratar para evitar pérdidas innecesarias de energía y posibles molestias en la piel.

A continuación, la enfermera realizará un ajuste de parámetros del láser seleccionado. Con estos parámetros iniciales, se aplican unos disparos de prueba con el objeto de valorar la eficacia del tratamiento y la seguridad para la piel.

Durante el tratamiento de la depilación tanto el personal como el paciente usarán unas gafas protectoras.

Tras esperar unos minutos para observar la respuesta de la piel y el pelo, se realiza el tratamiento de toda la región corporal o facial a depilar.

La depilación siempre se realiza mediante disparos con un mínimo de solapamiento que garantice que no se omiten pequeñas áreas de piel que quedarían sin tratar.

En el caso de que fuera necesario, al término de la sesión se aplicará una crema adecuada a cada caso.

4. Al terminar la sesión de depilación láser

Según el tipo de láser empleado, el paciente se marchará del centro totalmente limpio de pelo o bien será necesario esperar varios días a que éste se desprenda de la piel. En este último caso, bastará con tirar del pelo para comprobar que ha quedado destruido y desinsertado del folículo. De hecho, saldrá prácticamente sin tirar con las pinzas.

El paciente se mantendrá depilado un tiempo variable, si bien lo normal es que el pelo no emerja durante al menos 45 días en las regiones corporales y durante 3 o 4 semanas en las regiones faciales.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Qué intervalo debe haber entre una sesión y la siguiente?

Al inicio del tratamiento, el intervalo entre sesiones es de 4 a 8 semanas (dependiendo de la zona). En sesiones sucesivas será la enfermera la que determine el espacio entre las sesiones.

¿Qué equipos se utilizan durante el tratamiento de depilación láser?

Con el fin de optimizar el tratamiento, la enfermera puede decidir emplear equipos diferentes en alguna sesión. Esto se debe a que, a medida que el número de sesiones avanza, una parte muy importante del pelo desaparece y la parte de vello residual tiende a miniaturizarse.

Un pelo más fino puede requerir un tipo de equipo distinto en las últimas sesiones que el empleado al comienzo del tratamiento. De igual forma, el color de la piel puede condicionar que se seleccione un equipo u otro a lo largo de los distintos momentos del año.

¿Cuántas zonas se pueden tratar en una sesión?

En una misma sesión se pueden depilar varias zonas. La duración de las sesiones variará según la zona a tratar:

  • Labio superior: 2 minutos aproximadamente.
  • Región inguinal: 10 minutos aproximadamente.
  • Áreas más grandes, como la espalda o las piernas completas: 1 hora aproximadamente.
¿Cuántas sesiones se necesitan?

El número de sesiones necesarias para conseguir el efecto deseado dependerá de varios factores, como el color de pelo y de la piel, la zona a tratar, la edad y el sexo del paciente.

En Smeris el precio del tratamiento dependerá del número de sesiones, aunque a partir de la sexta, en el caso de las mujeres, y de la novena. en el de los hombres, tan sólo se cobrará el precio de un repaso anual.

Tanto en el hombre como en la mujer, las zonas que responden más rápido al tratamiento son las piernas, la región púbica e inguinal y las axilas.

La espalda del varón y otras zonas donde al varón le va apareciendo el pelo gradualmente a lo largo de los años precisará de sesiones de repaso espaciadas en el tiempo para eliminar ese nuevo vello que fisiológicamente le irá apareciendo.

¿Quieres saber más?




Acepto las condiciones de uso y política de privacidad